Música: fácil y definitiva forma de aprender (2). -Contando figuras y silencios. – ESPACIO CARDIEL

Música: fácil y definitiva forma de aprender (2). -Contando figuras y silencios.

Hoy la reflexión lleva por título: Música: fácil y definitiva forma de aprender (2). -Contando figuras y silencios.

Descargar PDF

Éste es el segundo tutorial de la serie: “Sencilla y definitiva forma de aprender a leer música”. Te aconsejo leer el primer tutorial como punto de partida. Lo encontrarás en nuestra página web, sección artículos.

En esta ocasión vamos a aprender a contar de forma correcta las figuras musicales más sencillas, así como sus silencios. Es muy importante aprender a hacerlo ya que, éste, es un error muy común entre los principiantes y dificulta enormemente el posterior control en la lectura de ritmos.

Primero tienes que entender los dos elementos principales que componen la escritura musical:

1.- Notas musicales: eso del, do, re, mi, etc., y que verás expresado con la colocación más alta ó baja de la cabeza de las notas musicales en el pentagrama; y

2.- Figuras musicales: redondas, blancas, silencios, etc., etc. La figura musical es la silueta, la forma de esas notas.

Si eres guitarrista, estás de suerte, ya que con solo las figuras musicales vas que chutas. La razón es que tenéis la tablatura (las seis cuerdas de la guitarra), y los números que representan, precisamente las notas que son los trastes a pisar; algo de lo que no disponen (que le vamos a hacer…), los demás músicos.

 

Ahora vamos a comprender que son los silencios musicales”.

Cada figura: redonda, blanca, etc., tiene un silencio con su misma duración y nombre. Así una “negra” dispone de un “silencio de negra”, etc.

¿La diferencia entre la figura y su silencio? Bueno, vamos a ello. Imagínate una serie de recipientes de un litro de agua -la negra-, dispuestos en línea

(… si prefieres pensar en cerveza es cosa tuya). Ahora llenas un recipiente y el siguiente lo dejas vacío. Los dos están ahí, pero el primero contiene líquido (en música, tiene sonido que dura un tiempo), pero el segundo también está y sigue siendo un recipiente de un litro… pero vacío (en música, simplemente te callas durante un tiempo).

Aquí tienes la forma en la que se representan los “silencios musicales” cuando no se usa el pentagrama, tal que los gráficos que empleamos aquí. En estos casos los silencios, sobre todo de “blanca” y “redonda” son así respectivamente:     . (Observa el pentagrama y seguro lo pillas ¡ya!).

 

 

Vamos ya a aprender a contar.

Cuando se leen figuras musicales, siempre se realizan dos procesos a la vez:

1.- Pensamos y contamos: contar por dentro, ojo, sin trampa, es obligado… al principio ¡claro!.

2.- Tocamos ó cantamos: esto es lo que realmente se oye.

Y lo mas importante que debes entender es que para contar la duración de una figura musical, por ejemplo la Redonda, que son 4 tiempos,  lo que llamaríamos “1” y que coincide con el Ataque de la nota, NO significa que haya ACABADO primer tiempo sino que COMIENZA. Mira el ejemplo y lo entenderás: 

 

 

 

 

Date cuenta de que el Tiempo UNO, transcurre realmente entre lo que llamamos “1” y “2”, así que cuando pensamos “2”, solo ha empezado el segundo tiempo… ¿lo pillas?.

Ahora, y ya para terminar, veamos un ejemplo ya complejo, en el que vamos a leer diferentes Figuras y Silencios. Y recuerda: los Silencios también son Música y se cuentan igual que sus Figuras… pero calladitos.

 

En el siguiente tutorial abordaremos el control de las temidas corcheas y te aseguro que si sigues los tutoriales desde el principio, vas a aprender todo lo esencial para controlar “de verdad” todo esto.

Un abrazo amigo estudiante, nos vemos en la próxima entrega.

 

Deja Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.